Escuchá Chamamé Online acá

Picada Yacare


Posted on August 22nd, by admin in Artistas Chamamé. No Comments

Transcurre el año 1942 y en circunstancias que los acordeonistas Alejandro Barrios y Eulalio “Lalo” Zacarías, primos carnales en la vida real, transitan por una “picada” que los conduce al pueblo de San Luis del Palmar, cercano a la ciudad de corrientes, donde resultan sorprendidos por la increíble presencia de un yacaré.

Desde entonces se conoce el lugar con el nombre de “picada yacare” y enseguida componen el chamamé homónimo.

Genuino intérprete fiel típico acordeón de dos hileras de teclas, Barrios nacido el 26 de febrero de 1923 en el paraje Dátil Corá, Quinta Sección del Departamento-proviene de una familia con antecedentes musicales dado que sus padres, hermanos y tíos ejecutan aires correntinos empleando anticuados fuelles diatónicos.

Precisamente su tío Froilán alcanza a grabar en calidad de bandoneonísta la polca “tradicional” “Colorado Reta”, integrando el conjunto de “Osvaldo sosa Cordero y sus Correntinos”.

A los siete años el pequeño Alejandro inicia el aprendizaje con un instrumento marca “Siervo”, provisto de diecinueve teclas y ocho bajos que le obsequia su progenitor, bajo las órdenes de los hermanos Cándido y La Cruz Ríos.

Toma contacto con las primeras letras en Itatí y posteriormente concurre a la Escuela Nº 22 de Ingenio Primer Correntino, donde completa el quinto grado.
Más tarde emigra con su doble condición de “cosechero” de algodón y músico hasta Quitilipi-Presidencia de La Plaza y Machagai-Chaco-. En esta última población se vincula con el guitarrista paraguayo Segundo Barrios, compartiendo actuaciones en el restaurante y hotel “El Picaflor”.

En 1946 vuelve a Corrientes, prolongando su actividad en el bar “La Criollita”, pistas “El Fantasio”, “Mi Cabaña”, “Colmao Sevilla” y “Salón Monumental”, donde hace bailar hasta al interventor federal general Velasco al compás del clásico “Fierro Punta”.

Integró además las agrupaciones de Eustaquio Miño, Marcos Bassi y Apolinario Godoy, debutando al frente de conjunto propio en el “Punta Tacuara”.
Fueron sus primeros acompañantes el bandoneonísta Saúl Villordo, Eladio Otazo y Leoncio Canteros-guitarras-.

Por entonces Tránsito Cocomarola lo bautiza “Yaguá” (perro) y en febrero de 1951 le obsequia su acordeón provisto con veintiuna teclas y dieciséis bajos.





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Chamamé - Ultimos articulos

Un recorrido por las ultimas noticias cargadas en la web. Todo para disfrutar del chamamé

LOS HERMANOS SEAN UNIDOS

Siempre los hermanos Gigena se han destacado por su disciplina y en dar mayor realces a sus presentaciones; ello les ha dado muchísimas satisfacciones...

EL PARANA ES CHAMAME

El río …acalló las voces, y desde entonces La marejada tiene un rumor chamamecero. Desde la entraña misma de su cauce… Brota un canto correntino y musiquero. Y...

SUS MILAGROS

Se lo consigna muy antiguo. Le tocó al cura párroco de Itatí el Padre Fray Juan Gamarra, gran hablista guaraní, levantar una exposición de...

shared on wplocker.com