Escuchá Chamamé Online acá

LA LEYENDA DE LA ROSA


Posted on August 22nd, by admin in Leyendas del Litoral. No Comments

Cierta vez unos hombres reunidos en torno al fuego, mientras afuera llovía torrencialmente, tomaban mate, uno mientras el mate va de mano en mano, cuenta un sucedido, otro un cuento y así uno de ellos pregunta si quieren saber el cuento de la rosa, por ser tan estimada esta flor por todos, pidieron que lo contara y empezó:
Había una niña hermosa como un ángel, que adoraba a su madre, los momentos más placenteros los pasaba junto al ser adorado, pero tuvo un gran pesar: su mamá era tan pobre, tuvo que dejarla para ir a trabajar para tener con que educar a su hija y mantenerla, pero antes de emprender el viaje, confió la niña al cuidado de una tía de esta para que la cuidara hasta su regreso.
La chiquilla desde ese día, no rió ni jugó más, no había nada que la alegrara y por la noche lloraba amargamente en su camita, a la mañana preguntaba a su tía ¿cuándo volverá mi mamita? La tía no contestaba o cuando lo hacía le contestaba en forma vaga como para que no lo comprendiera, al fin un día por librarse de esa pregunta que le fastidiaba, dijóle:
¡Volverá cuando haya flores en la mata del cerco! La niña quedó pensativa y con la esperanza de que la madrecita adorada volviera para la primavera. Por fin llegó la ansiada estación de las flores y vio a los campos poblarse de una nube de flores blancas y rosadas y luego las márgenes de los arroyuelos perfumarse con violetas y narcisos, más tarde los campos se constelaron de cándidas margaritas, pero el cerco que estaba junto a la casa , no tenía ni un brote siquiera.
Todas las mañanas la pequeña iba a mirarlo con la esperanza de hallar una flor, pero en vano, y volvía a la casa llorando amargamente.
Un día cansada de esperar, la pequeña niña se arrodillo frente a la mata y dijo con ternura:
¡Pídeme lo que quieras y te lo daré para que me contestes!
Una débil vocecilla Salió del ramaje y la niña oyó que le decía: “Dame un beso”, la niña se lo dio, pero una espina se le clavó en los labios y una gota de roja sangre cayó transformándose al instante en una hermosa flor.
Cuando el cerco se vistió de flores se oyó el ruido de látigos y la llegada de un coche interrumpió el embeleso, entonces vio a su madre que la miraba sonriendo y llorando de emoción la niña corrió a refugiarse en sus brazos llorando más que gritando ¡Mamita, mamita querida!
Del beso casto e inocente de aquella niña nació esa hermosa flor silvestre que florece en los bosques y en los cercos cuando la primavera trae y difunde la alegría hecha colores sobre la tierra.

AUTOR: SILVIA CRISTINA ROJAS





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Chamamé - Ultimos articulos

Un recorrido por las ultimas noticias cargadas en la web. Todo para disfrutar del chamamé

LOS HERMANOS SEAN UNIDOS

Siempre los hermanos Gigena se han destacado por su disciplina y en dar mayor realces a sus presentaciones; ello les ha dado muchísimas satisfacciones...

EL PARANA ES CHAMAME

El río …acalló las voces, y desde entonces La marejada tiene un rumor chamamecero. Desde la entraña misma de su cauce… Brota un canto correntino y musiquero. Y...

SUS MILAGROS

Se lo consigna muy antiguo. Le tocó al cura párroco de Itatí el Padre Fray Juan Gamarra, gran hablista guaraní, levantar una exposición de...

shared on wplocker.com