Escuchá Chamamé Online acá

LA LEYENDA DEL PUENTE PEXOA


Posted on August 22nd, by admin in Leyendas del Litoral. No Comments

Corrientes, cuna de hermosas y románticas leyendas, nos lleva ahora a recordar el Puente Pexoa, viejo puente que se encuentra ubicado a pocos kilómetros de la ciudad capital.
Dice la tradición que las tribus que habitaban el suelo del Taraguí vivían en continuas guerrillas, el cacique “Azucape” cayó vencido por el fiero “Pochi” guerrero ambicioso y de gran ascendencia entre los aborígenes del lugar, el victorioso llevó a sus tolderías como cautiva a la hija de Azucapé, de nombre “Aireté”.
Poco después enamoróse perdidamente de ella y quiso desposarla, la princesa india se negó a aceptar como esposo al matador de su padre, así le hizo saber al pretendiente, agregando que preferiría la muerte antes que entregarse a quien odiaba con toda su alma, la rebeldía de la doncella indignó a Pochí quien guiado por sus instintos malignos, dispuso el sacrificio de la valiente joven cautiva, la misma sería arrojada esa misma noche a un zanjón de grandes proporciones para ser devorada por un enorme yacaré que allí moraba desde tiempo inmemorial.
Pero…las víctimas de las crueldades de algunos hombres, siempre encuentran sus providenciales salvadores, así sucedió también en esta leyenda, el indio Pexoa, es el héroe de nuestra historia, que libraría de las garras del feroz saurio a la hermosa Arite, quien atada de pies y manos, se encontraba ya a punto de ser arrojada al zanjón, cuando de entre las filas de los guerreros del cacique Pochi surgió un indio corpulento de mirada de lince y pelos tan amarillos como el sol.
Velozmente corrió hacia el lugar del sacrificio y se tendió cuan largo era, uniendo con su cuerpo los extremos del zanjón, que como la boca abierta y voraz de un gigante aguardaba a la inocente víctima la hermosa Arité camino un trecho sobre aquel cuerpo humano, y así al llegar al centro una flecha corto el aire y fue a clavarse en pleno pecho de la bella india, cayendo mortalmente herida al profundo zanjón, su sangre se juntó a la corriente de agua que allí serpenteaba, como una víbora vestida de flores de irupé y camalotes.
También salpicó a los ceibos, al ñangapirí y a los cardenales que en esos encantadores lugares pródigamente se multiplican, el Dios de los guaraníes, Tupá que observaba la escena desde el infinito cielo tocado en sus sentimientos de piedad, decidió premiar la acción del indio y lo transformo en un puente, en Puente Pexoa y para que este no estuviera solo convirtió a la hermosa Arité en la corriente de agua límpida y cristalina, que pasa besando sus plantas como amorosa satisfacción de gratitud hacia el heroico indio guaraní Pexoa.

AUTOR: RICARDO VISCONTI VALLEJOS





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Chamamé - Ultimos articulos

Un recorrido por las ultimas noticias cargadas en la web. Todo para disfrutar del chamamé

SUS MILAGROS

Se lo consigna muy antiguo. Le tocó al cura párroco de Itatí el Padre Fray Juan Gamarra, gran hablista guaraní, levantar una exposición de...

LOS HERMANOS SEAN UNIDOS

Siempre los hermanos Gigena se han destacado por su disciplina y en dar mayor realces a sus presentaciones; ello les ha dado muchísimas satisfacciones...

EL PARANA ES CHAMAME

El río …acalló las voces, y desde entonces La marejada tiene un rumor chamamecero. Desde la entraña misma de su cauce… Brota un canto correntino y musiquero. Y...

shared on wplocker.com