Escuchá Chamamé Online acá

¡OTRA VEZ SOLAPA!


Posted on August 22nd, by admin in Leyendas del Litoral. No Comments

Aunque la globalización nos este, robando demasiadas cosas, entre ellas la inocencia de las creencias y el sabor incomparable de las tradiciones en muchos rincones de nuestra provincia y el país aún se atesoran esas pequeñas grandes cosas que nos hacen diferentes y únicos.
En Entre Ríos se aquerenció cierto duende, dueño de la siesta y que ocupara alguna página de mi libro: De La Esencia Entrerriana. Don Santos Tala lo describe muy bien en aquella conocida canción que después los Hnos. Cuestas se ocuparon de pasear por todo el país: Toda vestida de blanco con su sombrero grandote…
A pesar de toda la tecnología, cuando se la nombra, siempre queda alguien que ha tenido una experiencia particular al respecto y las reacciones frente al hecho suelen ser increíblemente variadas. Depende de la personalidad de quien lo enfrente.
Mi amigo Luis no era de los que se asustan fácilmente, aquel verano fue a pasar una temporadita al campo de unos tíos. Sus andanzas a la hora de la siesta generó en sus ocasionales tutores la natural inquietud de tener la responsabilidad de la integridad física de la visita, de modo que su tío le advirtió que debía dormir un rato para evitar algún encuentro desagradable con la Solapa.
Como el aseguró que no creía en esas cosas su tío decidió darle una lección recurriendo a un disfraz.
Al pasar por una de las habitaciones descubrió que faltaba una escopeta, sospechando lo ocurrido, la improvisada Solapa se despojó de sus vestiduras y ya recuperada la apariencia humana, se dirigió a los galpones, allí estaba Luisito sentado sobre un par de bolsas de cereal, escopeta en mano, esperando la aparición del legendario duende de la siesta. Interrogado al respecto, aseguró que iba a darle una lección a esa Solapa para que no ande por ahí asustando a la gente y la iba a cazar como una liebre.
Su tío, transpirando por el calor y el susto de descubrir el peligro que había corrido, desarmó al intrépido cazador, dándole licencia para correrías menos peligrosas.
Algo más dolorosa fue la experiencia de la abuela de Claudio y Marcelo, en el distrito el Quebracho, cansada la buena mujer de las reprimendas a sus nietos, decidió un día que ya era tiempo de entrar en acción, así es que se enfundó en una blanca sábana y salió en busca de sus traviesos nietos, cuando estos se vieron frente a semejante aparición echaron a correr desesperados, Marcelo encontró un buen árbol en su camino y trepó hasta su copa, Claudio continuó su carrera perseguido por el duende, hasta que la suerte le dedicó una pequeña sonrisa: medio ladrillo se atravesó en su camino de huída, sin pensarlo se agachó, lo levantó giró y lo arrojó hacia la desprevenida Solapa quien recibió el golpe en la cabeza, cayendo al suelo con un quejido.
Ante el hecho Marcelo bajó de su árbol y se acercó junto a Claudio, a develar el misterio, al retirar la sábana que la cubriera, se encontraron con su abuela que yacía en el suelo víctima de un desmayo como consecuncia del terrible golpe, por suerte su fortaleza le permitió recuperarse del mal rato, pero aconsejó desde entonces a quien quisiera oírla no andar por ahí jugando a la Solapa.

AUTOR: TERESITA HERMAN DE ROMANO





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Chamamé - Ultimos articulos

Un recorrido por las ultimas noticias cargadas en la web. Todo para disfrutar del chamamé

LOS HERMANOS SEAN UNIDOS

Siempre los hermanos Gigena se han destacado por su disciplina y en dar mayor realces a sus presentaciones; ello les ha dado muchísimas satisfacciones...

EL PARANA ES CHAMAME

El río …acalló las voces, y desde entonces La marejada tiene un rumor chamamecero. Desde la entraña misma de su cauce… Brota un canto correntino y musiquero. Y...

SUS MILAGROS

Se lo consigna muy antiguo. Le tocó al cura párroco de Itatí el Padre Fray Juan Gamarra, gran hablista guaraní, levantar una exposición de...

shared on wplocker.com